Premio BBK

 Los jóvenes Iñigo Ruiz de Gordejuela y José Ángel Lorente son dos de los premiados en Jazzon, los galardones otorgados anoche en Bilbao por la Muestra BBK Jazz, que premia a los mejores instrumentistas y discos vascos del género. Pablo Martín Caminero, Miguel PintxoVillar, Noa Lur y Broken Brothers Brass Band también lograron premios. Estos galardones, que se entregaron en la Sala BBK, buscan premiar a los mejores discos e instrumentistas vascos (o de residencia) del año pasado.

“Es una gran satisfacción a nivel personal y que no me esperaba”, cuenta José Ángel Lorente, que a los cuatro años empezó a tocar sus primeras notas, desde los ocho hace sonar el saxofón y ahora está en el último curso de Estudios Superiores de Jazz en el conservatorio Pablo Sarasate de Pamplona. El Premio Impulso BBK no es el primero que obtiene, ya que en 2008 cosechó el primer premio de saxofón en el XXIII Certamen de Interpretación Musical Fermín Gurbindo de Logroño de música clásica, pero sí el primero gracias a su jazz.

GRABARÁ UN DISCO PROPIO

El premio consiste en la grabación de un disco del que ya tiene compuestos cuatro temas, pero todavía no conoce la fecha en la que tendrá que ‘encerrarse’ en el estudio para comenzar a hacerlo realidad. “Son temas que ya tenía compuestos, pero ahora cuesta más porque sabes que van a ser grabados y van a quedar de por vida, así que tienes un cuidado especial al hacerlos y hay un poco de presión. Pero, una vez que empiezas, las tardes se pasan volando”, reconoce Lorente, que añade que “es complicado llevar a la partitura la música tal como suena en tu cabeza”.
Lo es, explica “porque me pregunto si sabré hacer llegar a la gente la música de la forma en la que yo la siento, pero tengo la suerte de que tengo un compañero, Adrián Fernández, que me ha ayudado mucho”, manifiesta el tudelano, que también se muestra agradecido a su familia y su pareja “porque me dejan estudiar horas, horas y horas y están muy volcados conmigo”.

El estilo que trata de llevar a la partitura es el modern music, por el que pasa el día estudiando y componiendo, de 8 a 21 horas. “Es mucho ajetreo porque tienes que ir a las clases, hacerlo bien allí, componer los temas y los conciertos. No paramos y en los próximos días tocamos en Pamplona (día 28 de noviembre); Tudela (viernes 1 de diciembre, en el cine Moncayo, a las 20.30 horas); y Zaragoza (día 3)”, explica Lorente, que busca “melodías que sean audibles y transmitan, que sean un poco sentimentales, pero que también tengan momentos de mucha intensidad”.

 

La Música lo es todo, una parte de mi vida sin la que no sabría vivir y que me emociona cuando hablo de ella.